Una Semana en Isla Mujeres -Día 05- Punta Sur

Mision: Rentar un carrito de golf para pasear por la Isla!!

Hoy muy temprano, tenemos clase de yoga con mi maestra favorita. Para esto, vamos a la playa que se encuentra frente al hotel “Mia Reef”, el primer hotel de la Isla según nos cuentan los lugareños. Asi, recibimos el nuevo sol y agradecemos.

La segunda actividad más popular en la isla después de Playa Norte, es rentar un carro de golf para recorrer al máximo este pequeño trozo de tierra. Para ello, tenemos tres opciones, por hora ($300), por dia ($800) o por 24 hrs. ($1,200). Tomamos la tercer opción pues lo necesitábamos para el dia siguiente ir a recibir el amanecer en Punta Sur, la parte más al sur de la isla, pero también la extensión de tierra más al Este de todo México, lo cual permite recibir los primeros rayos de sol antes que cualquier otro habitante en la República.
La renta del carrito resultó más complicado de lo que imaginaba debido a que por la mañana, hordas de turistas llegan a la isla y van directamente a rentar el suyo. Esto hizo que en un abrir y cerrar de ojos, centenares de carritos deambularan por las reducidas calles de Isla Mujeres y lo peor, que yo lejos de concretar el plan de regatear, me quedara con la ilusión de conducir el mio.
Caminé las calles del centro para arriba y para abajo, preguntando en las diferentes agencias por algun carro rezagado. Finalmente encontré el nuestro, un flamante Jeep Wrangler, o al menos uno que pretendía serlo. ¿Lo mejor de todo? Que cuenta con un espacio para guardar las sandalias y conducir descalzo. ¡Por fin conoceremos Punta Sur!.

El recorrido aPunta Sur toma aproximadamente 20 minutos, aunque aquí lo que conviene es perderse entre las calles del pueblo y encontrar tesoros escondidos, como lo es el restaurante “La Bruja”, un original lugar donde además de la deliciosa comida, lo interesante es la plática que tenemos con la dueña, doña Ana Maria, quien nos cuenta como hace 40 años salió de Mérida y llegó a Isla Mujeres y de cómo es la vida en esa parte de la Isla. Nos hacemos una foto con ella y continuamos nuestro recorrido.

Nuestra siguiente parada, la Capilla de Guadalupe, un tranquilo recinto donde con gusto asistiria a una misa pues cuenta con un ventanal gigante, con una hermosa vista al mar caribe, de tal forma que todos los feligreses pueden apreciar este espectáculo durante la ceremonia. Aunado a esto, hay un pequeño restaurante con cafeteria igualmente con una espectacular vista pero algo escondido, por lo que está un poco solo.

Finalmente llegamos a Punta Sur para reconocer el terreno y encontrar el mejor lugar para nuestra práctica de yoga matutina así como para planear algunas tomas con el drone. Aquí se encuentran los restos de lo que una vez fue un templo a la Diosa Maya del amor “Ixchel”.
El saber que nos encontramos en la punta más Oriental de México y cuya contraparte sería la frontera con Estados Unidos en Playas de Tijuana, nos hace sentir especiales, exploradores y muy felices.

En el trayecto de regreso, tomamos la carretera que da al mar caribe. Pasamos por docenas de residencias de extranjeros, con frentes que dan al mar y justo entre ellas, el Panteón municipal de esta zona de la Isla. Entramos y nos damos cuenta de cómo las tumbas están orientadas al océano. Aquí, pienso yo, es un buen lugar para descansar.

Recibimos el atardecer en Playa Norte, nuestra favorita. La vida se puede contar en amaneceres y atardeceres.

El Famoso Amanecer de México – Día 06 –